RESONANCIA MAGNÉTICA NUCLEAR

La Resonancia Magnética Nuclear es un procedimiento de diagnóstico que permite obtener imágenes de las estructuras internas del cuerpo (órganos internos, vasos sanguíneos, músculos, articulaciones, tumores, áreas infectadas y mucho más) ultilizando pulsos de radiofrecuencia, generados por un alto campo magnético.

Permite obtener imágenes de gran calidad y detalle, permitiendo identificar masas tumorales, quistes, hemorragias, roturas de tejidos blandos, infartos, aneurismas, intracraneales o en el corazón, los grandes vasos arteriales, en la espina dorsal o discos vertebrales, en las glándulas y órganos abdominales, así como en las estructuras blandas de las articulaciones y de los músculos.

No se recomienda su realización en mujeres embarazadas durante el primer trimestre, salvo que el alto riesgo del problema de salud lo exija y no exista otra prueba diagnóstica alternativa.

No pueden realizarse un estudio de resonancia magnética las personas con marcapasos o con válvulas cardiacas metálicas, y que tengan colocado un stent o grapas metálicas (hechas con aleaciones de hierro), así como los pacientes que tengan metal por accidentes en su organismo.

En general, las prótesis de rodilla o cadera no suponen un problema, porque son de aleaciones de titano. En cualquier caso, el equipo médico-técnico realiza un cuestionario exhaustivo antes de los estudios.

La RMN es una prueba muy segura, salvando las excepciones mencionadas. No requiere ningún cuidado posterior a su realización.

 

 


  Volver

 

 
  INSTITUTO RADIOLGICO CALVO
Todos los derechos reservados 2010